A.E.C.V.H

GESTORIA DE VEHICULOS HISTORICOS Y CLASICOS

CATALOGACIÓN, MATRICULA HISTÓRICA.

La catalogación de un vehículo histórico ofrece la garantía de una certificación oficial de su autenticidad, originalidad, carácter único y representativo de una determinada época.

Los vehículos históricos obtienen con su catalogación las siguientes ventajas adicionales:

  • Revaloración, debido a su escasez y carácter oficial de vehículo único.
  • Reconocimiento oficial de exenciones reglamentarias, no exigibles en su época de fabricación (cinturones de seguridad, espejos retrovisores, luces, etc.).
  • Adecuación de los periodos de ITV en función de sus características técnicas, cada 2 años entre 25 y 35 años de antigüedad, cada 3 años entre 35 y 45 años de antigüedad, cada 4 años entre 45 y 55 años de antigüedad y cada 5 años a partir de 55 años de antigüedad.
  • Conservar la matrícula original nacional aún teniendo asignada la matrícula como Vehículo Histórico. Las placas de matrícula correspondientes a los vehículos matriculados o construidos con anterioridad a 1970 se ajustarán en cuanto a su número, colocación, forma, dimensiones y procedimiento de estampación de los caracteres a las condiciones reglamentarias exigidas en la
    época en que fueron o pudieron ser puestos en circulación; los posteriores a 1970 deberán llevar placas de matrícula homologadas
  • Exención del Impuesto de Tracción Mecánica, dependiendo del Ayuntamiento del domicilio del interesado.
  • Seguros económicos para este tipo de vehículos y adaptados a su valor y características de Vehículo Histórico.

Las únicas restricciones en el uso de un vehículo catalogado como histórico son las limitaciones impuestas por sus características técnicas y mecánicas